Por los últimos 25 años, Mauricio Calvo ha elegido Memphis, titulado por los locales “the 901”, como su hogar. A lo largo de su carrera, ha trabajado sin cansancio para ayudar a asegurar que la comunidad de Memphis sea escuchada. A través de su liderazgo como Director Ejecutivo de Latino memphis por 11 años, ha trabajado con poblaciones diversas y poco representadas al interior y exterior de la ciudad. Utilizando esta plataforma ha denunciado sin temor actos de injusticia, tanto locales como nacionales, a fin de levantar la voz de los que se encuentran en necesidad.

Mauricio es abiertamente bisexual y lleva casado 19 años con su mejor amiga, la artista local Yancy Villa-Calvo.  Mauricio y Yancy están formando a tres futuros líderes: Anna de 14 años, Carolina de 13 años y Santiago de 11 años, quienes orgullosamente van a escuelas públicas. Ellos tienen que sobrevivir a la cocina de papá todos los días: desde sus famosos tacos a la parrilla hasta tofu frito. La familia Calvo-Villa es defensora de la justicia social, y le encanta disfrutar todo lo que Memphis les ofrece como familia.

Cuando no se encuentra trabajando en su organización o pasando tiempo de calidad con su familia, Mauricio dedica tiempo a contribuir a otras partes de la comunidad de Memphis. Él es consejero en diversas organizaciones tales como: Downtown Memphis Commission, Hope Credit Union, Memphis Convention and Visitors Bureau, We Are Memphis, Shelby Farms Park Conservancy y el National Leadership Council de LeBonheur Children's Hospital entre otras.

Recientemente, después de 25 años, Yancy y Mauricio se hicieron ciudadanos americanos, un privilegio que no muchos pueden tener. Como ciudadano, Mauricio continuará utilizando su voz y su voto para luchar por otros que merecen su propio “sueño americano”.